Glaucoma

Clínica oftalmológica Antonio Moreno

Glaucoma

El glaucoma es una enfermedad causada por la lesión del nervio óptico relacionada con la presión ocular alta.

El glaucoma suele estar presente en ambos ojos, pero generalmente la presión intraocular se empieza a acumular primero en uno solo.
Puede ser crónico o agudo. Cuando es crónico está caracterizado por la pérdida de la visión periférica (capacidad visual que nos permite identificar objetos a nuestro alrededor), debido a la lesión de las fibras de los nervios que se originan en la retina y forman el nervio óptico.
En el caso de que sea agudo, se da porque la presión interna del ojo se convierte extremadamente alta y causa la pérdida súbita y grave de la vista (la media de presión es de 16 mmg, sin embargo varía entre 12 hasta 23 mmg no causando problemas en la mayoría de las personas).
Esto provoca cambios graduales en la visión y, posteriormente, pérdida de la misma. Con frecuencia, la que primero se ve afectada es la visión periférica, por lo que inicialmente el cambio de la visión es tan pequeño que ni lo notará, pero con el paso del tiempo su visión central empezará a disminuir.
Mediante una medición de la presión intraocular (tonometría), una prueba indolora que se puede realizar en pocos minutos, se puede sospechar de la aparición de esta patología.
El principal factor relacionado a esta lesión es la presión interna alta del ojo. El glaucoma afecta a personas de todas las edades, desde bebés a adultos mayores.
Aunque todos estamos a riesgo, generalmente son las personas mayores de 60 años las que mayor suelen padecer esta enfermedad.
Otros factores que influyen considerablemente son: ser descendiente de una persona con glaucoma, los diabéticos, personas que usen esteroides de forma prolongada o que tengan una presión intraocular elevada.
El glaucoma raramente presenta síntomas. Los síntomas de la enfermedad solo van a aparecer en los casos de glaucoma agudo, cuando el paciente sufre fuertes dolores de cabeza, fotofobia, mareos, dolor ocular intenso, visión borrosa o perdida repentina de la visión.
Sin el tratamiento adecuado, el glaucoma puede llevar a la ceguera. La buena noticia es que si acude con periodicidad a nuestra clínica oftalmológica de Málaga podemos detectar tempranamente la enfermedad y diseñar un tratamiento que preserve su vista.
Los oftalmólogos recomiendan que la revisión para el glaucoma constituya parte de exámenes oculares de rutina para niños, adolescentes y adultos.
Si usted reúne algunas de las condiciones que hemos mencionado anteriormente, posee mayor riesgo para desarrollar esta enfermedad y debería de estar más concienciado para someterse en cualquier momento a un tratamiento contra el glaucoma en Málaga.

Tratamientos contra el glaucoma

La pérdida de la visión que provoca el glaucoma es irreversible. Normalmente, su avance se puede frenar o controlar con medicamentos o cirugía. En cuanto es detectada, hay que seguir un tratamiento de forma inmediata.

Los tratamientos quirúrgicos se dividen en tres modalidades:

  • Cirugía láser: Para cada tipo de glaucoma, hay un tipo diferente de cirugía. Para glaucomas abiertos se utiliza una trabeculoplastia, mientras para un glaucoma cerrado se utiliza una iridotomia de láser periférico o cito-coagulación de láser YAG.
  • Cirugía filtrante: Consiste en generar una nueva vía de drenaje para reducir la presión intraocular.
  • Drenajes: Se inserta una válvula para que el flujo pueda discurrir.

Los investigadores y médicos todavía no están del todo seguros de porqué los canales de drenaje dejan de funcionar correctamente.
Lo que sí está claro es que ni cambios en la dieta, ni leer con poca luz, ni por usar lentes de contacto u otras actividades de la vida cotidiana, provocan una aparición temprana de esta enfermedad. Tampoco peligra su vida ni es contagioso y se puede evitar si se detecta a tiempo y se trata correctamente.
El glaucoma afecta actualmente al 2% de la población mundial y es la segunda causante de ceguera en el mundo.
Afecta a cerca de un millón de personas en España y la mayoría de ellas desconoce que la padece, debido a la falta de síntomas y al carácter progresivo que la caracterizan.
Se encuadra dentro de las conocidas como enfermedades silentes, porque nadie puede detectar que la puede estar sufriendo mientras lee este texto.

¿Qué ayuda a no sufrir de glaucoma?

Lo que si ayuda bastante es confiar en Antonio Moreno, el mejor oftalmólogo de Málaga para confiarle el tratamiento contra esta terrible enfermedad.
No olvide que el daño del glaucoma es irreversible y que el único responsable de que esto no llegue nunca a ocurrir es solamente usted. Le esperamos.

Tecnología de la especialidad

Tonometría

Mediante la tonometría se mide la presión intraocular, necesaria en el seguimiento del glaucoma. En la Clínica oftalmológica Antonio Moreno contamos con el tonómetro de contacto Perkins, instrumento que mide la presión intraocular con un dispositivo que contacta con la superficie ocular y el tonómetro-paquímetro de no contacto, instrumento que mide la presión intraocular a través de un flujo de aire a presión.

Saber más

Galería

Preguntas frecuentes

¿Se puede recuperar la visión perdida en el glaucoma?
No. El glaucoma es una enfermedad degenerativa, en la que se van perdiendo con mayor o menor velocidad las fibras nerviosas que llevan la información visual del ojo al cerebro. Con el correcto tratamiento se intenta conseguir frenar la evolución de la enfermedad o, por lo menos, que su evolución sea lo más lenta posible.
¿Cuáles son las diferentes formas de glaucoma?
Existen dos formas más frecuentes de glaucoma: de ángulo abierto (la forma más común), y de ángulo cerrado. También hay otras formas de glaucoma, como pueden ser el de tensión normal, el glaucoma congénito, glaucoma juvenil y el secundario a otras enfermedades o traumatismos.
¿Existe una cura para el glaucoma?
No, pero hay tratamientos que pretenden frenar la progresión o disminuir su velocidad, así que cuanto antes sea diagnosticada, menor pérdida de vision padecerá.
¿Es la cirugía más eficaz que el tratamiento con colirios?
No. En la mayoría de los casos conseguimos una tensión ocular suficientemente disminuida como para frenar la progresión del glaucoma tratándolo con fármacos hipotensores. Cuando esta progresión es más rápida de lo deseada, o no conseguimos disminuir la tensión intraocular con tratamiento máximo, es cuando recomendamos un tratamiento quirúrgico.
¿Es útil el tratamiento con láser del glaucoma?
Sí. Hay diversos tratamientos que intentan disminuir la presión intraocular utilizando láser. El último tratamiento (ya disponible en nuestra clínica) consiste en el tratamiento con micropulsos, en el que se usan disparos láser de muy corta duración que ayudan a incrementar la salida del humor acuoso del interior del ojo y, por lo tanto, disminuir la tensión intraocular.
¿Qué personas deben ser estudiadas para descartar glaucoma?
Se recomienda un estudio completo y exhaustivo a toda persona mayor de 40 años, que es cuando comienza a aumentar la prevalencia de la enfermedad. Además, la enfermedad es más frecuente en personas con familiares directos afectados, o personas con otro tipo de enfermedades sistémicas como pueden ser la diabetes, enfermedades vasculares como la trombosis etc, así como pacientes con patologías oculares o traumatismos en el ojo.

Formulario de contacto

Todos los campos son obligatorios.
Acepto la Política de privacidad

Si está interesado en este servicio solicite

Cita previa