Estrabismo Infantil

¿Qué es el estrabismo infantil?

El estrabismo es una alteración de la visión binocular que se produce cuando existe una pérdida de paralelismo de los ojos, es decir, cuando un ojo dirige la mirada hacia un punto concreto, el otro se desvía hacia una dirección diferente.

Cuando una persona sufre de estrabismo puede sufrir una reducción de la percepción de profundidad y de la visión en tres dimensiones.

Causas del estrabismo infantil

Las causas del estrabismo son múltiples. Intervienen factores hereditarios, oftalmológicos como defectos de refracción (miopía, hipermetropía, astigmatismo), cataratas congénitas, glaucoma u otras enfermedades que pueden desencadenarlo. Es importante entender que el control del alineamiento ocular en última instancia se produce en el cerebro, por lo que cualquier alteración a ese nivel puede provocar estrabismo (tumores cerebrales, epilepsia, traumatismos craneales…).

Consecuencias del estrabismo infantil

El estrabismo tiene dos posibles consecuencias que deben ser tratadas por separado: una consecuencia visual y otra estética. La principal alteración visual que puede provocar el estrabismo en los niños es la ambliopía u ojo vago. En este caso, estamos hablando de ambliopía estrábica, que se produce porque, al existir estrabismo, el ojo desviado no realiza la fijación sobre los objetivos con la zona central de la retina y, por tanto, no desarrolla todo su potencial visual.

Si este defecto no se corrige durante la época de plasticidad cerebral (hasta los 8-12 años aproximadamente), la reducción de la visión en el ojo desviado será irreversible y permanente. La ambliopía u ojo vago es la causa más frecuente de pérdida unilateral visual en niños y jóvenes.

Como se trata el estrabismo infantil

En primer lugar se ha de hacer un estudio oftalmológico y refractivo completo con gotas dilatadoras de pupilas, con la finalidad de descartar causas orgánicas del estrabismo e implantar lentes correctoras si son necesarias. Algunos tipos de estrabismo pueden solucionarse únicamente con el uso de gafas.

Además de la correcta graduación de la gafa, hay veces en que debemos complementarlo con la oclusión del “ojo bueno”. Esto se debe a que el ojo no desviado o dominante puede seguir siéndolo aún con las gafas puestas, y toma el protagonismo de la visión en todo momento. Si no lo ocluimos, corremos el riesgo de que el ojo desviado no sea capaz de igualar su visión con el otro, y desarrolle una ambliopía (ojo vago). Por este motivo, a veces su oftalmólogo le indicará la oclusión de dicho ojo para estimular al ojo desviado y evitar así que se vuelva vago.

En la Clínica oftalmológica Antonio Moreno – José Mora disponemos de una unidad de Estrabología donde le darán el mejor tratamiento para el estrabismo.

Diagnóstico del estrabismo infantil

Es muy importante el estudio precoz del estrabismo en la infancia, ya que es la única manera de evitar el desarrollo de ojo vago. Su oftalmólogo especialista en estrabismo realizará una exploración exhaustiva con diferentes aparatos, técnicas y test para determinar si su hijo/a padece estrabismo, y qué tipo.

En Clínica oftalmológica Antonio Moreno – José Mora contamos con una Unidad de Oftalmología infantil y estrabismo únicamente dedicada al estudio, tratamiento y seguimiento de esta patología.

estrabismo infantil Málaga

Preguntas frecuentes sobre estrabismo

¿Se puede prevenir el estrabismo infantil?

El estrabismo no se puede prevenir, sino que debemos tratarlo lo antes posible para evitar la aparición de ambliopía u ojo vago. Por esto es tan importante el estudio precoz de los niños y niñas en edad temprana, ya que las consecuencias serán mínimas o inexistentes en caso de haber estrabismo y poder tratarlo correctamente desde el principio.

En nuestra clínica disponemos de la unidad de estrabismo y oftalmología infantil, dedicada exclusivamente a este tipo de patologías.

¿El estrabismo infantil puede ser grave?

La gravedad viene dada por la posibilidad de que se produzca una ambliopía (u ojo vago) que si no se detecta a tiempo no se podría corregir. La desviación ocular, que es lo más llamativo de esta patología, puede corregirse quirúrgicamente en cualquier momento de la vida. La aparición en forma aguda de un estrabismo en un niño o adulto, nos obliga a descartar inmediatamente patologías más graves, como daño cerebral o enfermedades neurológicas o tumorales.

¿Será necesario operar a mi hijo o hija de estrabismo?

Cuando las medidas anteriormente explicadas (corrección de su defecto refractivo y/o oclusiones) no son suficientes, hay veces en las que su oftalmólogo especialista en estrabismo indicará la cirugía. Ésta se realiza para conseguir alinear ambos ojos para que “apunten” hacia el mismo objetivo, y así impedir la aparición de ojo vago, visión en 3D alterada, etc.

En clínica oftalmológica Antonio Moreno – Jose Mora la operación de estrabismo se realiza generalmente con anestesia general en los niños, y consiste en reforzar o debilitar los músculos oculares responsables de la mala alineación.

En los estrabismos de adulto, la cirugía se puede realizar con anestesia local. No son operaciones complicadas, simplemente se refuerza o relaja los músculos responsables de los movimientos del ojo. La dificultad radica en la precisión del movimiento para conseguir con la mayor exactitud los grados exactos para corregir la desviación. Se miden en dioptrías prismáticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.