Ejercicios para combatir la vista cansada

Los médicos nos dicen que la vista cansada forma parte del proceso inevitable del envejecimiento. No obstante, si hacemos caso a su nombre, “vista cansada”, podemos pensar que más que ser una enfermedad inevitable puede ser también un desequilibrio provocado por un exceso de trabajo.

En este artículo les vamos a explicar algunos ejercicios que le ayudarán a relajar y tonificar la musculatura ocular.

Trucos para reducir los efectos de la vista cansada

Si consiguiésemos acostumbrarnos a realizar durante unos minutos diarios estos ejercicios aportarían una gran mejoría o incluso harían desaparecer la presbicia.

El bizqueo

Este ejercicio es excelente para trabajar los músculos oblícuos del ojo, y es muy eficaz para luchar contra la vista cansada. Consiste únicamente en mirar la punta de la nariz. Si al principio cuesta, se puede empezar situando un dedo enfrente, e ir acercándolo. Podemos ir también seguir el tabique nasal hasta el entrecejo.

En las primeras veces no conviene insistir más de 10-15 segundos sin descansar la vista.

La tensión consciente

A menudo muchas personas padecen de cansancio ocular por culpa de que tensionan excesivamente los músculos de los ojos sin darse cuenta. Con este ejercicio puede tensionar conscientemente los ojos para provocar una relajación a continuación. Cualquier momento es bueno, sobre todo cuando pasamos tantas horas sentados frente a un ordenador.

Consiste únicamente en cerrar los ojos y tomar conciencia de la presión de los párpados y del globo ocular. Al principio parecen estar relajados, pero si nos concentramos veremos que apretamos los párpados, que el globo ocular no descansa, los pómulos están subidos, las cejas y la frente apretadas, etc.

operación vista cansada Málaga

Mirar cerca, mirar lejos

Lo mejor para trabajar la vista es poder salir al aire libre (vistas de un prado, del mar, de una montaña, etc.) para poder mirar detalles cercanos, como una piedra o una flor, y alternarlos con panorámicas lejanas, echando nuestra vista lo mas lejos que podamos. Asimismo, los colores de la naturaleza, sobre todo el verde, tienen efectos terapéuticos relajantes, equilibrantes y tonificantes, que nos ayudarán a mejorar no solo la vista, sino también nuestro estado de ánimo.

El palmeo

Es uno de los ejercicios más agradables que se encuentran en esta lista. Para realizarlo frotaremos nuestras manos para que entren en calor, especialmente si estas están frías de inicio, y apoyaremos los ojos cerrados en la palma de las manos.

Asimismo, si tenemos los ojos secos, hay que parpadear muchas veces seguidas y finalmente cerraremos fuerte los ojos para después relajarlos.

Los círculos

Otro de los ejercicios más básicos consiste en hacer círculos con la vista, intentando hacer un círculo lo más redondo posible, primero hacia un lado y después hacia el otro, y fijándonos en qué partes nuestros ojos evitan una línea curva o se saltan algún punto. De esta forma hacemos que trabajen todos los músculos oculares.

El agua fresca

Otra forma de relajar y tonificar la musculatura ocular consiste en salpicar los ojos cerrados con agua fría. Lo podemos hacer cuando queramos a lo largo del día, y es especialmente efectivo cuando sentimos que nuestros ojos tienen demasiado calor o están enrojecidos.


Cuando hemos probado a realizar estos ejercicios y aun así seguimos sufriendo molestias, la mejor solución es optar por visitar a una clínica oftalmológica.

Generalmente, suelen recomendar practicar una operación o cirugía para corregir la vista cansada, un procedimiento muy sencillo que le evitará sufrir más estas molestias.

Antonio Moreno, en su clínica ocular de Málaga, lleva realizando esta cirugía desde hace muchos años y cuenta con el instrumental necesario para garantizar su seguridad. No dude en contactar con nosotros si quiere acabar con este problema ocular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *