Los 7 consejos para acertar al elegir oftalmólogo

La visión es sin duda alguna el sentido que más utilizamos, y del que más dependemos para desarrollar nuestra vida cotidiana con normalidad. Cuidar de ella es apostar por nuestra calidad de vida. Por ello, no debemos dejarla en manos de cualquier oftalmólogo.

Contar con un oftalmólogo especializado es muy importante. Y si eliges un centro oftalmológico, mucho mejor porque se asegura de estar atendido por verdaderos especialistas en cada problema específico que pueda tener en su visión.

Aquí tiene algunos consejos que le ayudarán a decidirse por el oftalmólogo Málaga más adecuado para cuidar de sus ojos.

Recomendaciones a la hora de buscar un oftalmólogo en Málaga

  • Un oftalmólogo es un médico especialista en ojos

Tener buena visión no solo depende de la agudeza visual, ya que hay otros factores que afectan al buen funcionamiento del ojo y que deben vigilarse y tratarse. Por ello, aunque podamos recurrir a ópticos para graduar nuestra vista y ajustar las lentes, el control de nuestra salud ocular debe confiarse en oftalmólogos especializados en tratar enfermedades y cirugía de los ojos.

  • Busque especialistas de experiencia contrastada

Cada problema de visión reside en una única especialidad. No se trata igual las cataratas que el estrabismo, ni una miopía en adultos que en niños. Confíe siempre en médicos expertos en su caso. En ocasiones, se puede necesitar la atención de más de uno para solucionar el problema, por eso una buena clínica de oftalmología puede ser su mejor alternativa.

  • Si quiere garantías, no elija solo por el precio

Los tratamientos oftalmológicos actuales requieren médicos con altos niveles de especialización, a menudo con experiencia en tecnologías muy costosas y avanzadas. Por ello, la seguridad y la calidad están reñidas con el “chollo”. Un precio muy bajo suele tener como objetivo captar al cliente, dejando de lado la garantía de la resolución del problema o su bienestar. Siempre es mejor destinar un poco más de dinero que arriesgarse a un resultado insuficiente, o incluso perjudicial para nuestra salud.

 

oftalmólogo Málaga

  • Infórmese y compare

Es importante conocer los diferentes tratamientos disponibles para solucionar su problema.

En ocasiones pueden ser varios, y con distintos pros y contras. Un buen ejemplo es la operación de miopía, para la cual existen diferentes técnicas, todas ellas idóneas dependiendo de su caso. Sin duda alguna, la correcta elección depende siempre del profesional, que además resolverá sus dudas y le explicará de primera mano las diferencias entre todas las alternativas existentes. La primera obligación de un médico es informar al paciente.

  • Sea realista

Es fundamental conocer bien las expectativas de mejora de su problema y no dejarse engañar por las “soluciones milagrosas”. Hay que informarse de todo: fases del tratamiento, riesgos, que esperar del resultado… y desconfiar de promesas sin fundamento. Un oftalmólogo será claro en estos aspectos, y no le ofrecerá nada que no pueda cumplir.

  • Escuche opiniones

Además de lo anterior, es importante encontrar un equipo médico en el que confíe, que transmita seguridad. También puede orientarse por recomendaciones de familiares o amigos que hayan quedado satisfechos.

  • Pensar a largo plazo

Al igual que sucede con los pediatras o médicos de familia, lo ideal es que el oftalmólogo o la clínica oftalmológica de Málaga que elija pueda convertirse en su médico de referencia durante muchos años, y no solo para un tratamiento puntual.

Por ello, es recomendable que el centro disponga de profesionales especializados en diferentes áreas, además de la que nos afecta en ese momento. Si le surgen otras necesidades en el futuro, conocer su caso de primera mano le ayudará a proporcionarle soluciones más personalizadas y eficaces.

Como conclusión, cuando se trata de nuestra salud es vital tomarse un poco de tiempo y recabar toda la información necesaria para elegir bien. Sólo tenemos dos ojos para toda la vida, así que lo mejor que podemos hacer es elegir a un oftalmólogo que sea de confianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *